Entre los hechos y la realidad

La educación formal no enseñó a comprender y a dominar los hechos que acechan la vida cotidiana. Así, desde niños se identifican erróneamente el hecho con la realidad. Esto es el caldo de cultivo para vivir mezclado en los hechos y confundidos con ellos.

Si para F. Nietzsche no hay hechos sino interpretaciones, ello nos estaría acercando al sujeto como organizador de los mismos.

Siendo los hechos eventos y episodios en medio de circunstancias, cabría la hipótesis de que, más allá de las múltiples interpretaciones posibles, es la conciencia del sujeto el factor organizador que crea e interpreta mediante el ejercicio de su autonomía de pensamiento.

Autor: Dr. Augusto Barcaglioni 222 Articles
Dr. en Ciencias de la Educación. Profesor de Lógica y Psicología (UCA). Contacto: barcaglioni@hotmail.com.ar