EL DEBILITAMIENTO DE LA VOLUNTAD

Advertisment

Estrategias y ejercitaciones cotidianas para el fortalecimiento de la voluntad

Así como la mente se empaña y pierde lucidez para pensar, la voluntad se quiebra y se debilita para actuar y llevar a cabo una determinada actividad.

Acostumbrados a recibir todo, a hacer solamente lo que agrada, a rechazar el malestar de la responsabilidad o a mantenerse indecisos por mera comodidad, tanto los jóvernes como adultos viven con una voluntad débil que les impide alcanzar metas y objetivos en la vida.

Tener voluntad para todo lo que hay que realizar en la vida es un privilegio de muy pocos. La mayoría tiene esa fuerza de voluntad solamente para algunas cosas, dejando el resto en la sombra de la indecisión.

Esas sombras son el caldo de cultivo del resentimiento, del malestar, del descontento o de la envidia según los casos.

De allí que la imagen del que padece de indecisión por carecer de esa fuerza de voluntad, es la tristeza y la oscuridad. Por eso, el indeciso y el que adolece de una voluntad débil, viven en la penumbra por falta de actividad. Ello desemboca muchas veces en la falta de alegría y en la pérdida de entusiasmo para vivir.

Porque la vida se oscurece por una quietud y pasividad que dominan la mente y provocan en el sujeto más malestar y agobio.

Por eso, hay que ayudar a los jóvenes a educar la voluntad mediante estímulos que la fortalezcan y mantengan en actividad. Tanto los padres como los docentes disponen de recursos muy sencillos y fáciles que se relacionan con la vida cotidiana.

Así, podríamos enumerar algunas estrategias cotidianas:

– exigir que alguna tarea fácil se complete bien;

– solicitar la entrega de un trabajo realizado con una precisión y esmero fuera de lo habitual;

– aprender a esperar;

– tomar conciencia del apuro y del apresuramiento;

– calcular de antemano el tiempo requerido para lograr un determinado objetivo;

– observar por qué no se pudo lograr lo que se estaba buscando.

Tales ejercitaciones se comportan como los nutrientes que podrían llevar a los jóvenes y adultos al fortalecimiento gradual de la voluntad y a un renacimiento interno a partir de cosas simples y sencillas pero de alto poder e impacto para el desarrollo de la vida personal.

Advertisment

Autor: Dr. Augusto Barcaglioni 202 Articles
Dr. en Ciencias de la Educación. Profesor de Lógica y Psicología (UCA).