Imágenes adquiridas en el pasado

Advertisment

Para favorecer la introspección…

Imágenes adquiridas en el pasado y todavía presentes

Recuerdo que siendo muy niño, observaba la foto de un señor asomado en la ventana de una casa elegante. El primer impacto o impresión que tuve fue asociar e imaginar un estado de bienestar y tranquilidad en un personaje que parecía estar en paz.

Ese impacto duró muy poco. Apareció mi madre y comentó la foto a partir de su mundo interno, un poco oscurecido por la tristeza y el pesimismo. Simplemente señaló, al ver la imagen, la soledad y posible tristeza de ese señor.

Con muy pocas palabras, mi madre logró cambiar mi placentera sensación inicial por una imagen gris y solitaria. Allí quedó una historia aparentemente trivial e inofensiva…

Hoy advierto, ante la apacible circunstancia de observar la lluvia o los árboles desde cualquier ventana en un día sin sol, que la imagen provocada por aquel comentario triste todavía está intacta, ya que suele asomarse en algunos momentos y oscurecer vivencias actuales que no tienen vinculación alguna con el pasado.

Si observamos nuestras emociones y estamos atentos a lo que vamos viviendo, quizás nos encontremos que ciertas emociones negativas provienen de imágenes del pasado  que seguramente no tienen relación ni vinculación alguna con el momento presente.

Ejercicios:

  1. Identificar los momentos tristes vividos en el pasado que  nos llevan a oscurecer y empañar el presente.
  1. Reflotar de manera voluntaria y consciente las circunstancias y situaciones pasadas que nos provocaron sensaciones positivas y emociones gratas.
  1. Ante ciertas emociones que vivamos, observar si surgen por semejanza o por contraposición con algunos hechos del pasado.
Advertisment

Autor: Dr. Augusto Barcaglioni 202 Articles
Dr. en Ciencias de la Educación. Profesor de Lógica y Psicología (UCA).